Hola, vengo a darte el aire que respiras, las frutas que comes, la madera de tu casa, la sombra de tu parque.
No te pido nada a cambio, mi servicio es de por vida. Y cuando muera, seguiré de pie.

© 2014 Damian Buonamico - todos los derechos reservados